Del Castillo rechaza informe antidroga de EE.UU. y afirma que «viola la soberanía del pueblo boliviano»

61
Del Castillo reiteró que el Gobierno no acepta el informe debido a que fue realizado de forma unilateral / ARCHIVO ABI

Luego del informe de Estados Unidos respecto a la falta de control del narcotráfico en Bolivia de los últimos 12 meses, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo rechazó este jueves dicho documento y afirmó que viola la soberanía del pueblo boliviano.

“Rechazamos este informe porque ha sido elaborado de manera unilateral, sin estar presente dentro del territorio nacional como lo hacen otros organismos internacionales, como la Unión Europea, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés), otros organismos que se encuentran debidamente acreditados dentro del territorio nacional”, indicó la autoridad en conferencia de prensa.

Asimismo, Del Castillo consideró que dicho informe está basado en los trabajos del Gobierno transitorio de Jeanine Añez, por lo que aseveró que no hubo controles de narcotráfico.

Del Castillo reiteró que el Gobierno no acepta el informe debido a que fue realizado de forma unilateral.

“Aquellos informes que se elaboran de manera conjunta con autoridades del Gobierno nacional, donde exista un intercambio oportuno de información, serán validados por el Estado Plurinacional de Bolivia, muy diferente a los informes que realiza uno de los países principales consumidores de sustancias controladas del mundo, como es Estados Unidos”, agregó.

Del Castillo explicó que el Gobierno tiene una estrategia 2021-2025, que ya está dando grandes resultados en la disminución del consumo de drogas, incautación y confiscación de sustancias controladas.

El miércoles, EE.UU. puso a Bolivia en la lista de los principales países que no hacen los esfuerzos necesarios para combatir al narcotráfico y que actualmente son centros de producción y tránsito de cocaína.

En ese sentido, Bolivia y Venezuela, entre otros 20 países, están señalados, no solo como países de tránsito de droga, sino como los principales productores.

/GFS/