Gobernador de Florida amenaza con multa de $us 5 millones a autoroidades que obliguen a vacunarse contra el Covid-19

1
El gobernador de Florida, Ron DeSantis / Archivo NOTIMÉRICA

“Cualquier (autoridad de) condado o ciudad del estado que obligue a vacunarse a sus empleados contra el Covid-19, enfrentará una multa de cinco mil dólares”, señaló el lunes reciente el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Asimismo, dijo durante una conferencia de prensa que defenderá a hombres y mujeres que los están sirviendo.

Según el diario Tampa Bay Times, de aplicarse las multas, estas podrían sumar millones de dólares para los gobiernos locales del denominado “Estado del sol” (Florida).

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció la pasada semana, la vacunación obligatoria contra el coronavirus de todos los empleados del Gobierno federal, y puso en marcha un plan para forzar y también hacerlo a la mayoría de los trabajadores de las empresas privadas del país.

Un día después, DeSantis prometió “luchar” contra el plan de vacunación anunciado por Biden, que de concretarse afectará a todas las empresas que tengan 100 empleados o más, un sector en el cual trabajan al menos 80 millones de personas en todo el país.

DeSantis expresó también que con la eventual orden de vacunas en las empresas Biden está actuando fuera de los límites de la Constitución.

Una de las primeras reacciones a lo dicho por el Gobernador el lunes, fue la del alcalde del condado de Orange (centro de Florida), Jerry Demings, que ya estableció un requisito de vacunación de este tipo.

“No voy a tomar medidas que tengan un impacto adverso en la seguridad de nuestra comunidad. A veces, francamente, me pregunto si el Gobernador realmente lo ve de esa manera o no. Puede decir que sí, pero yo creo que muchas de las decisiones que toma tienen una motivación puramente política”, manifestó Demings.

Orange, uno de los 67 condados que tiene el Estado, estableció que todos sus funcionarios deben estar parcialmente vacunados antes del 30 de septiembre y completamente antes del 31 de octubre.

Por su parte, la fiscal general de Florida, Ashley Moody, quien acompañó a DeSantis el lunes en la conferencia de prensa celebrada en la localidad de Newberry, criticó a los alcaldes de ciudades y condados alineados con la orden federal.
“Es ilegal. Es inconcebible que confiemos en que estas personas se lanzarán frente a una bala por otras personas, pero no confiamos en que tomen una decisión por su propia seguridad”, dijo Moody.

En estos momentos, en Florida hay 11.547 personas hospitalizadas con diagnóstico de coronavirus y, de ellas, 2.820 en unidades de cuidados intensivos, según los últimos datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS).

Florida reportó el lunes 33.078 nuevos casos de coronavirus y 975 muertes por la enfermedad, indicaron los federales de los Centros para el Control y Prevención de enfermedades (CDC).

/AAC/