Comunarios de Saucarí reencausan el río Desaguadero

1
Canal de conexión entre el Río Desaguadero y cuatro comunidades /LA PATRIA

Más de 150 pobladores de las comunidades de la provincia Saucarí intentaron reencausar el Río Desaguadero empleando palas y azadones, con la esperanza de que el agua llegue para hidratar a su ganado y su gente. Sin embargo, la sequía, demanda una fuerza mayor.

El fin de semana, pobladores de cuatro de las 36 comunidades realizaron arduas labores, motivados por la desesperación de hacerle frente a una sequía que cada día se hace más fuerte.

“Aún estamos en septiembre y no tenemos agua para el consumo humano ni para el ganado. Sunavi es la región más afectada, porque no hay vigiñas, sólo pozos secos”, manifestó el representante de la Central Sunavi, Florencio Calizaya.

Canal

El canal que lleva agua del Río Desaguadero hasta cuatro comunidades, Tres Cruces, Belén, Sunavi y Cari Cari de la provincia Saucarí, es insuficiente.

“Como pueden ver, el agua está muy bajo y del canal a unos dos o un kilómetros y medio nomás hay agua, ese es principal problema, además que no hay forraje. Justo estos son los meses más críticos que necesitamos ayuda”, aseguró el vicepresidente del Sistema de Riego Tres Cruces, Jimmy Huayllata.

Trabajo

La limpieza del canal y el cavado, es una tarea anual, sin embargo, pobladores advierten de que en años anteriores solían ejecutarlo con equipo pesado, lo que ahora no fue posible.

“Somos cuatro comunidades por las que pasa este canal y hemos venido a hacer la limpieza del canal, pero como ven el trabajo manual no es lo mismo que con equipo pesado”, repuso la autoridad originaria, Roger Calani.

Vigiñas

Las vigiñas, son ojos de agua donde se asienta el líquido y sirve para el consumo del ganado al paso del pastoreo, como también para las personas. En el lugar, se pudo observar todas las vigiñas vacías y sólo una tenía provisión para dos días.

“No tenemos agua ni forraje para los animales, en estas temporadas siempre sufrimos. Esta agua que yo tengo solo me durará dos días, peor porque yo hago traer en cisterna, pero hay que rogarse”, concluyó Juan Uño.

En el recorrido de LA PATRIA, las otras vigiñas incluso cercanas al Río Desaguadero, se encontraban vacías y secas, por lo que los pobladores también expresan su preocupación por la evaporación y filtración del líquido al haber estado mucho tiempo sin agua.