Portugal debuta en la Eurocopa con triunfo sobre Hungría con doblete de Cristiano Ronaldo: 3-0

64
Doblete de Cristiano Ronaldo para el triunfo de Portugal sobre Hungría

La selección de Portugal debutó en la Eurocopa con un triunfo muy trabajado ante Hungría (3-0) forjado en los últimos minutos del partido gracias a los goles de Guerreiro y Cristiano Ronaldo, éste último firmando un doblete de gran valor que le convierte en el máximo goleador en la historia del torneo continental por delante de Michel Platini.

La vigente campeona de Europa no estuvo fina, sufrió mucho en la definición y tuvo que sudar en alguna réplica de los húngaros, que buscaron muy bien la espalda de la zaga lusa. Sin embargo, con el 0-0 en el minuto 84, apareció Guerreiro para marcar con muchísima fortuna y aligerar el resto del camino en el grupo F, el cual comparte con las potentes Francia y Alemania.

Tres minutos después (87) Orbán trabó a Rafa Silva dentro del área. Cristiano cogió el balón -no había ninguna duda- y su gol desde el punto de penal sirvió para superar a Michel Platini como máximo anotador en la historia del torneo con 10 dianas por las 9 del francés.

Es más, la victoria le convierte también en el futbolista con más triunfos en la Eurocopa (12) por delante de Andrés Iniesta (11), además de ser el jugador que más veces ha disputado el torneo continental, con un total de cinco. Las cifras hablan por sí solas para un jugador que rubricó la tarde europea en favor de Portugal anotando el 3-0 definitivo.

Los goles llegaron recién la parte final del compromiso, cuando muchos ya apostaban por el empate

PORTUGAL (3): Rui Patrício; Semedo, Rúben Dias, Pepe, Guerreiro; Danilo, William Carvalho (Renato Sanches), Bruno Fernandes (Joao Moutinho); Bernardo Silva (Rafa Silva), Ronaldo y Diogo Jota (André Silva).

Goles: Guerreiro 84’, Cristiano Ronaldo 87’ (penal) y 92’

HUNGRÍA (0): Gulácsi; Botka, Fiola (K.Varga), Attila Szalai, Orbán; Lovrencsics, Kleinheisler (Sigér), Nagy (R. Varga), Schäfer (Nego); Sallai (Schön) y Ádám Szalai

Árbitro: Cüneyt Çakir (TUR).

Estadio: Puskás Arena de Budapest. 67.000 espectadores.