Murillo: Fagioli no es bienvenido a Bolivia por mentiroso

1144
Uno de los funcionarios argentinos que acompañó a Fagioli en el piso durante su llegada a Bolivia / DEFENSORÍA DEL PUEBLO


El diputado del Kirchnerismo, Federico Fagioli no es bienvenido a Bolivia por mentiroso y por asumir una actitud de injerencia en los asuntos internos del país, afirmó este sábado el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, quien ofreció una conferencia de prensa para explicar lo sucedido la noche del viernes con la llegada del parlamentario argentino.

La autoridad gubernamental manifestó que en horas precedentes se generó desinformación indicando que se habría detenido a diputados argentinos, hecho que lo desmintió.

“Jamás la Policía Boliviana ni Migración detuvo a nadie, sí se le dijo al señor Fagioli diputado de la señora Kirchner no era bienvenido a Bolivia y que regrese a su país. Él vino con otros diputados argentinos y con los otros no hubo ningún problema, con él sí porque no es bienvenido a Bolivia”, indicó.

Murillo afirmó que más allá de las “desafortunadas intervenciones y mentirosas que tuvo el año pasado”, el viernes por la noche mintió a los funcionarios de Migración, al indicar que no había ingresado a Bolivia.

El diputado kirchnerista, Federico Fagioli / LA VOZ

“Dos veces mintió y eso es un delito, en cualquier parte del mundo (…) Pese a todas esas mentiras, recibimos anoche una llamada del señor Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo Electoral, diciéndonos que dejemos entrar a este señor para evitar escándalos que trataban de hacer esta izquierda que durante muchos años ha vivido del país y de los recursos de nuestro país”, aseguró.

También indicó que le llamaron desde la Organización de Estados Americanos (OEA) para solicitar que se eviten problemas, motivo por el cual se dejó a Fagioli quedarse en Bolivia, pese a no ser veedor.

Argumentó que todas personas que quieran llegar a Bolivia son bienvenidas, pero con la condición que no hagan injerencia en asuntos internos.

Explicó que el diputado por el partido de izquierda Federico Fagioli diputado argentino ingresó a Bolivia junto a Juan Grabois de supuestos observadores por los hechos de noviembre de 2019.

“Él mintió diciendo que no ingresó a Bolivia, pero ahí está su ingreso de migración del año pasado (…) Dijo (Fagioli) que se asesinó gente en El Alto y la Policía violó niñas, algo terrible, cómo es posible que un señor pueda aseverar algo terrible y acusar a nuestra Policía Nacional de haber violado niñas y asesinar gente”, manifestó Murillo.

El Ministro de Gobierno indicó que por todas esas mentiras que señaló, es que “Fagioli no es bienvenido a Bolivia”.

“Este señor es una persona que le ha hecho daño a Bolivia y no queremos que le hagan daño a Bolivia, no queremos gente que le hagan injerencia al país”, añadió al indicar que el diputado argentino no es veedor internacional, sino vino a Bolivia a invitación de la presidente de la Senado Eva Copa.

Fagioli el 16 de octubre de 2020 ingresó a Bolivia por el aeropuerto Jorge Wilstermann donde indicó que llegó al país para hacer turismo, cuando en realidad, llegó a invitación de Copa.

DEFENSORÍA

Por su parte, mediante un comunicado desde la Defensoría del Pueblo publicado este sábado, denunció que el Gobierno Nacional, a través de instancias del Ministerio de Gobierno, aplicó procedimientos equivocados y un uso excesivo de la fuerza policial para impedir la permanencia en territorio boliviano del diputado argentino Federico Fagioli, quien llegó al país para hacer seguimiento al proceso electoral del domingo 18 de octubre.

Personal de la institución defensorial se hizo presente en el Aeropuerto de El Alto, aproximadamente a las 24.00, y constató la violencia ejercida en contra de Fagioli, pues incluso un funcionario de la Embajada Argentina yacía tendido en el piso.

“Observamos procedimientos equivocados para intentar expulsar del país al ciudadano argentino, como la emisión de un acta de inadmisión que debía aplicarse en frontera y no después de haberle autorizado su ingreso a Bolivia”, manifestó la defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

/DEA/