Protestas en Estados Unidos se incrementan por muerte de un ciudadano afroamericano en manos de un policía

251
Manifestaciones en rechazo a los abusos policiales. AP

En varias ciudades de Estados Unidos, nuevamente se registraron protestas en las calles por la muerte del afroamericano George Floyd de 46 años, quien falleció el pasado 25 de mayo en manos de un uniformado “blanco” Derek Chauvin, quien puso la rodilla sobre el cuello de Floyd mientras estaba esposado y boca abajo en el suelo, luego de ser arrestado por la policía en Minneapolis, de la ciudad de Minnesota.

En medio de la pandemia por el Covid-19 en Estados Unidos, uno de los países más afectados por la enfermedad, se registraron una ola de protestas por la muerte de Floyd, de manifestantes que rechazaron los abusos por parte de los policías.

El sábado, los ciudadanos marcharon por las calles de Nueva York portando carteles que decían, “Justicia para George Floyd” o “La vida de los negros importa”, y gritando el “no puedo respirar” que repitió insistentemente Floyd cuando el policía le mantenía en el suelo con una rodilla en el cuello.

Los manifestantes también demostraron su indignación contra la Policía de Nueva York, luego de que se difundiera en las redes sociales, videos en los que se veían automóviles de las fuerzas del orden, embistiendo a manifestantes y echando espray pimienta en el rostro de ciudadanos con las manos en alto.

Cientos de personas fueron detenidas de la noche del viernes al sábado durante los graves disturbios ocurridos en ciudades de Nueva York, Los Ángeles y Chicago, según informó la Policía de Los Ángeles, mediante su cuenta en Twitter, se reportaron 533 arrestos, mientras que fuentes de la policía neoyorquina detallaron a CNN que son unos 200 los detenidos y cerca de una docena los agentes heridos graves.

Este domingo, se reportaron protestas bajo el lema “No puedo respirar”, en las calles de Miami, Florida, tras una noche de vandalismo después de que algunas personas incendiaran varios coches de la Policía, además de realizar saqueos a tiendas y destrozar parte del mobiliario urbano, que dejó un saldo de 57 arrestados.

“Después de años y años de persecución qué puede hacer la gente. Entiendo que ningún negocio debería ser destruido, ningún negocio debería ser incendiado, pero también entiendo que nuestros hermanos y hermanas afroamericanas no pueden caminar por la calle”, señaló uno de los manifestantes.

/TCSC/