Interés regional Música Oruro

Con fe y alegría, músicos celebran Santa Cecilia

Músicos celebran Santa Cecilia /LA PATRIA
Luego de una retreta, varios grupos, bandas o comparsas, recorrieron algunas calles para llegar a su celebración final. Durante este año, varios de los músicos coincidieron en que el principal pedido es salud y reactivación.

Los músicos orureños celebraron el Día de Santa Cecilia, su patrona, con fe y alegría. Ayer, durante la mañana, varios grupos realizaron una misa en honor a la Virgen María y a la mártir romana.

En el Santuario de la Virgen del Socavón, poco antes de mediodía, los músicos de diversos escenarios, compartieron una celebración litúrgica, en la que pidieron salud y bendición en sus actividades. Al concluir, salieron y acompañaron la jornada con interpretaciones musicales, principalmente mariachis, bandas y otros.

“Hemos tenido tiempos muy duros con la pandemia, por ello, es grato compartir el Día del Músico con música. Santa Cecilia era una mártir romana a la que obligaron a casarse, pero que ella logró que su esposo respetará su virginidad y le gustaba mucho la música. Se celebra el 22 de noviembre por su muerte”, destacó uno de los integrantes de la Federación Departamental de Músicos Profesionales de Oruro (Fedbampo).

Luego de una retreta, varios grupos, bandas o comparsas, recorrieron algunas calles para llegar a su celebración final. Durante este año, varios de los músicos coincidieron en que el principal pedido es salud y reactivación.

SANTA

Cecilia era una joven romana quien prometió a Dios conservar su virginidad, sin embargo, fue obligada a casarse con Valerio. En la noche de bodas, le pidió su esposo que la respete y así, el ángel que la protege también lo amará a él.

El hombre pidió ver al ser celestial y Cecilia le solicitó que se bautizará y el papa Urbano ofició ese momento. Junto con su hermano Tiburcio, también convertido, dio sepelio a los mártires de la persecución de Turco Almaquio, denunciados por esta práctica, ambos hermanos fueron decapitados.

Cecilia fue también denunciada y condenada a ser arrojada al fuego de las termas de su propia casa, pero salió ilesa. Turco Almaquio ordenó entonces que fuese degollada; Cecilia, herida tres veces con el hacha, expiró tras tres días de agonía. El papa Urbano, ayudado por sus diáconos, enterró a la mártir y consagró su casa como basílica.

El culto de Santa Cecilia de Roma se difundió ampliamente a causa del relato de su martirio, que la ensalza como ejemplo de la mujer cristiana. Las agrupaciones musicales, coros y orquestas la celebran como patrona el 22 de noviembre.