Actividad social Gobernación Oruro Política Sociales

Puñaca Tinta María tendrá agua potable

Gobernador de Oruro, Johnny Vedia garantizó la ejecución de proyectos /Archivo LA PATRIA
El gobernador de Oruro, Johnny Vedia, garantizó para estas tres comunidades Urus, la ejecución de 4.5 millones de bolivianos para las tres comunidades en varios proyectos para contrarrestar.

Ante las constantes adversidades que atraviesan los pobladores de comunidades cercanas al Lago Poopó, se garantizó la conclusión de un sistema de alcantarillado para Puñaca Tinta María. Para este lugar también se ejecutarán otros proyectos de ayuda al igual que en Vilañeque y Llapallapani.

El gobernador de Oruro, Johnny Vedia, garantizó para estas tres comunidades Urus, la ejecución de 4.5 millones de bolivianos para las tres comunidades en varios proyectos para contrarrestar, las dificultades que tienen luego de la seguía del Lago Poopó hace algunos años y que hasta ahora no pueden reactivar su economía.

«En Puñaca Tinta María, se está haciendo un sistema de matriz de agua potable de nueve kilómetros. Con esto van a tener agua potable. Tanto para las tres comunidades se está haciendo las cosechas de agua, implementación de invernaderos, dotación de semillas y abono y otros proyectos más que ya se están ejecutando», detalló la autoridad.

Para la ejecución de los proyectos detallados, se hizo gestiones con organismos internacionales, con el fin de garantizar la conclusión de los mismos.

«Con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), se ha logrado conseguir un financiamiento de 4.5 millones de bolivianos para apoyar específicamente a Puñaca Tinta María, Vilañeque y Llapallapani con diversos aspectos, para que el efecto invernadero que se está dando sea amortiguado», añadió.

El proyecto de matriz de alcantarillado para agua potable en Puñaca Tinta María, así como los otros, se ejecutarán en su totalidad como parte de un apoyo ante las constantes adversidades de comunidades Urus, sin embargo, también se ratificó el compromiso de tomar muestras de agua al Lago Poopó el 9 de diciembre, ante la denuncia y preocupación de pobladores.