Deportes

Ramos mediador en el conflicto Neymar-Mbappé, una tregua momentánea

La relación entre Nymar y Mbappé parece no ser de las mejores

El arreglo parece no llegar a la relación Neymar-Mbappé. De hecho, según informa L’Équipe (medio periodístico francés), la relación entre ellos no se ha arreglado sino que más bien ha habido una tregua en las ‘hostilidades’ por el bien del grupo y por sus propios objetivos personales. El Mundial de Qatar lo define todo y este asunto no es una excepción. Con la gran cita a la vuelta de la esquina, ninguno quiere desviarse del camino y centrar el foco en asuntos extradeportivos. Además el PSG ha instado a solucionar el problema, aunque parece que hará falta algo más que una orden de los superiores.

Hay que recordar que el deterioro de esta relación no se ha producido de la noche a la mañana. Hace cinco años se produjo la llegada de Neymar al PSG como figura absoluta e indiscutible. Y parecía que ese rol lo ocuparía por mucho tiempo. Ese mismo año llegaba al equipo un joven que había asombrado a todos con el Mónaco y al que se calificaba ya como Balón de Oro del futuro. Por aquel entonces Mbappé veía como un sueño jugar al lado de Neymar, y los roles aún estaban claros.

Pero los años fueron cambiando las cosas. El rendimiento de Mbappé era superior al de Neymar, lastrado por lesiones y episodios de indisciplina que dañaban no solo la imagen del brasileño de cara al exterior, sino también a los ojos de Kylian. Finalmente llega el momento en que los papeles se cambian. Mbappé es claramente visto por todos como el líder deportivo del equipo y a él le agrada que así sea. Y con esta situación, llegan los hechos del pasado verano, cuando el club deja entreabierta la puerta a la posible salida de Neymar, algo impensable hasta hace poco.

Todo lo que ha ocurrido después entre ambos es la onda expansiva que produjo la noticia. Desde el club llegaron los desmentidos, pero en Francia, con el nuevo poder otorgado a Mbappé tras su renovación, pocos dudaban de que, al menos, no se había opuesto a tal decisión. Además el delantero estaría, como mínimo, sorprendido por la permisividad tenida con ciertas actitudes de Neymar a lo largo de los años.

Luego llegaría el incidente del penal ante el Montpellier, los polémicos ‘likes’ de Neymar a publicaciones que criticaban a Mbappé y las declaraciones de ambos, asegurando el francés que pasan de ser mejores amigos a hablarse muy poco y el brasileño haciéndose el sueco para no meterse en más líos.

Pero deteniéndonos en el episodio del penal, aquello generó una pequeña disputa en el vestuario en la que tuvo que intermediar Sergio Ramos. Después de una temporada para olvidar por culpa de las lesiones, el defensa andaluz ha recuperado su mejor nivel y ha sido un fijo para Galtier en las alineaciones. Considerado como un patrón en el vestuario, el exjugador del Real Madrid, según L’Équipe, aconsejó a Neymar respetar la decisión del PSG de colocar a Mbappé como tirador principal de penales, aunque aquello no le gustase.

“A la mañana siguiente del partido ante el Montpellier, delante de todo el grupo, la tensión aumentó entre Neymar y Mbappé. Para calmar los ánimos, tuvieron que intervenir, entre otros, Sergio Ramos y Marquinhos. El dúo Christophe Galtier y Luis Campos tampoco ayudó demasiado”, subraya L’Équipe. Messi también intermedió entre Neymar y Mbappé para apaciguar una disputa que no se ha vuelto a repetir en lo que llevamos de temporada.

Una situación en definitiva que tiene en su origen un conflicto que parece difícil de superar, y que podría terminar generando una inestabilidad en el grupo. La paz firmada parece tener fecha de caducidad, y esta sería después del Mundial de Qatar, una cita con un significado especial para el PSG y que está por encima de ambos, pero tras la cual, la vida volverá a la normalidad, y quien sabe si los problemas entre ambos.

Tags