Internacional Noticias Rusia

Movilización para luchar contra Ucrania, causa conmoción en Rusia

Los que pueden optaron por abandonar el país, conscientes de que se ha vuelto imposible oponerse a las decisiones del Kremlin /RFI
Estos últimos sucesos surgen debido a que el miércoles precedente el mandatario ruso, anunció la movilización de 300.000 reservistas del Ejército para apoyar las operaciones militares que mantiene en Ucrania.


Protestas, sumado de huidas de Rusia, es el resultado de la movilización parcial anunciada el miércoles por el Presidente Vladimir Putin. Según el Estado Mayor ruso, ya se presentaron más de 10.000 personas como voluntarios.
 
Estos últimos sucesos surgen debido a que el miércoles precedente el mandatario ruso, anunció la movilización de 300.000 reservistas del Ejército para apoyar las operaciones militares que mantiene en Ucrania.
 
«Considero necesario apoyar la propuesta del Ministerio de Defensa y del Estado Mayor General para realizar una movilización parcial en la Federación Rusa», manifestó Putin durante un discurso televisado a la nación ese día.
 
Según el mandatario ruso, la movilización parcial, es producto de la necesidad de defender la soberanía y la integridad territorial del país.
 
De acuerdo con lo señalado en ese entonces por el propio Putin y por su ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, solo llamarán a los reservistas que hayan cumplido con el servicio militar obligatorio.
 
En las redes sociales, se observó este viernes vídeos de hombres haciendo cola frente a las oficinas de reclutamiento. En algunos de ellos, se los ve disciplinados, pero los oficiales encargados del alistamiento también informan de dificultades para convencer a los hombres de que se unan a las filas.
 
Uno de ellos intentó motivar a los reclutas diciéndoles que ir a luchar mejoraría su futuro, a lo que le contestaron: «No hables del futuro cuando ya no tenemos presente».
 
También hay imágenes de madres que se oponen a los agentes, diciéndoles que no se lleven a sus hijos, o de niños que dicen desgarradoramente «adiós papá» a sus padres movilizados. Algunos abogados también se quejaron de que manifestantes detenidos recibieron una citación mientras estaban en la comisaría.
 
Por su parte, las autoridades rusas intentan controlar la situación. Vladimir Tsimlianski, portavoz del Estado Mayor, aseguró a la agencia Interfax que durante el primer día de movilización parcial, unos 10.000 ciudadanos llegaron a las comisarías militares por sí mismos, sin esperar a ser citados.
 
Pese a las imágenes que trascienden, no se inició un verdadero movimiento de protesta, dado el número de personas que salieron a manifestarse. Como mucho, unos pocos miles de personas desafiaron la prohibición de reclamar para marcar públicamente su oposición al gobierno.
 
Mientras que otros optaron por abandonar el país, conscientes de que es imposible oponerse a las decisiones del Kremlin por vía democrática. O más bien, que una oposición política estructurada no tiene ninguna posibilidad de surgir.
 
Según el reporte de El Deber, en las redes sociales se multiplica las imágenes de hombres que quieren abandonar Rusia, hay imágenes de colas interminables de coches en la frontera con Kazajistán, Mongolia o Armenia. Lo mismo ocurre en aeropuertos, especialmente en Moscú, que están copados por una población esencialmente masculina.