Internacional Perú

Presidente Castillo ve posibles ataques en Perú como al de la vicepresidente de Argentina

El Presidente de Perú, Pedro Castillo / EFE
"No descarto, en todo caso, cosas similares que se puedan dar en el Perú. Ya ha habido algunos espacios no solamente de carácter verbal, sino también de carácter físico, algunas agresiones con algunos objetos", señaló Castillo.

El Presidente de Perú, Pedro Castillo, afirmó en pasadas horas que no descarta que en su país haya ataques similares a los ocurridos recientemente contra la vicepresidente de Argentina, Cristina Fernández, y contra una avanzada del Presidente colombiano, Gustavo Petro, aunque aseguró que estos son «costos» de la política.

«No descarto, en todo caso, cosas similares que se puedan dar en el Perú. Ya ha habido algunos espacios no solamente de carácter verbal, sino también de carácter físico, algunas agresiones con algunos objetos», señaló Castillo al canal estatal TV Perú.

A la pregunta ¿si considera que su vida podría peligrar ante la crispada coyuntura política de Perú y tras los sucesos reportados en Argentina y Colombia?.

Castillo reiteró que lamenta «lo que ha pasado con la expresidente de Argentina y con el compañero Petro», pero dijo que eso «es parte de la política».

El lunes pasado, el ministro de Trabajo, Alejandro Salas, denunció ante los medios de comunicación que el jefe de Estado había estado recibiendo amenazas de muerte desde hacía tres semanas y media a través de su teléfono celular.

«Sí, ha habido amenazas, no solamente contra él (…) hace ya aproximadamente tres semanas y media (Castillo) viene recibiendo amenazas. Amenazas de muerte», dijo Salas al justificar que el mandatario había acudido a una diligencia en la sede del Ministerio Público en vehículo y no caminando, como en ocasiones anteriores.

La vicepresidente de Argentina sufrió el pasado 1 de septiembre un ataque cuando un hombre intentó dispararle en los alrededores de su domicilio.

Días antes, una avanzada del Presidente colombiano fue atacadó por desconocidos con disparos de fusil en la convulsa región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, adonde el mandatario tenía previsto viajar.

/HNF/