Volcán en España deja 153 hectáreas y 185 edificaciones destruidas

61
El volcán Cumbre Vieja en La Palma / EUROPA PRESS

La erupción del volcán “Cumbre Vieja” destruyó 153 hectáreas y 185 edificaciones en La Palma de las islas Canarias en España, según un comunicado del Sistema de Medición Geoespacial Europeo Copernicus. Este miércoles se registró un incremento notable de la extensión de lava.

Las autoridades de La Palma aseguraron un incremento de lava en las próximas horas, asimismo, predijeron que la erupción debía llegar al mar el lunes, pero perdió su velocidad y avanza lentamente.

De acuerdo al Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) se teme particularmente que la lava puede ocasionar explosiones, olas de agua hirviendo y nubes tóxicas.

El portavoz del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), David Calvo mencionó que en las últimas horas el volcán avanzó lentamente, moviéndose a 300 metros por hora debido a que está en una zona plana, además tiene una altura de 15 metros de espesor.

Asimismo, se evaluó este miércoles que la erupción durará entre 24 y 84 días con una media geométrica del orden de 55 días.

Por su parte, el presidente del cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata escribió en su cuenta de Twitter que estos “días son realmente duros” y señaló que varias personas lo han perdido todo, es “muy frustrante” recalcó, según la agencia Swissinfo.ch.

Informó que hasta el momento no reportaron víctimas por este suceso.

El 19 de septiembre comenzó la erupción del volcán “Cumbre Vieja” después de 50 años, tras varios sismos registrados en la escala 4 de Richter desde el pasado sábado.

Por su parte, el Presidente de España, Pedro Sánchez suspendió su viaje a New York para participar de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y decidió trasladarse a las islas. También dijo que haría un seguimiento a la evolución de la situación del volcán.

La vez reciente que se registró la erupción del volcán fue en 1971, donde se evacuaron a más de 6.100 personas, las cuales fueron obligadas a abandonar sus casas.

/LDEQ