Insólito blooper en el fútbol uruguayo: el árbitro dio inicio al segundo tiempo sin uno de los arqueros

252
El arco estaba vació, Rodrigo Formento no estaba en su sitio

En el partido en el que el Club Atlético Progreso y Villa Española no se sacaron diferencias, correspondiente a la Fecha 1 del Clausura del fútbol uruguayo, hubo una situación insólita que protagonizó el árbitro Esteban Ostojich, quien no se percató de la falta de uno de los arqueros al dar inicio al segundo tiempo. Al momento en que hizo sonar su silbato, uno de los arcos estaba vacío.

La primera parte transcurrió con normalidad, -ocurrió el lunes en el estadio Parque Abraham Paladino-. Con gol de Pablo Silva, comenzó ganando la visita en el inicio del primer tiempo. Sin embargo, a los 40 minutos de esta etapa, Rodrigo Mieres firmó la igualdad para el conjunto local.

Lo curioso fue que cuando ambos elencos regresaron al césped tras el descanso, Ostojich quiso dar inicio al complemento sin darse cuenta que el arquero Rodrigo Formento no estaba en su sitio. Cuando empezó a girar la pelota, el técnico de los Gauchos, Álvaro Fuerte, empezó a gritar para que detuvieran el partido, pues un remate al arco con seguridad era gol.

Luego Esteban Osjotich constató que faltaba el guardameta de Progreso, quien apareció rápidamente desde el túnel de vestuarios para tomar su lugar en el arco. Menos mal no pasó a mayores pero queda como una gran anécdota no solo para el árbitro o el equipo, sino también para el fútbol.

Inicio del segundo tiempo entre Progreso y Villa Española, sin uno de los arqueros