Desde que se secó el “Poopó”, Urus no pueden reactivar su economía

230
Don Rufino invitó a la población a adquirir sus artesanías y visitar su museo de aves /LA PATRIA

Desde que se secó el lago Poopó, la economía para los Urus Muratos no se pudo reactivar por completo, su principal actividad era la pesca y caza y de eso solo hay recuerdos, ante esta situación sus habitantes deben acudir a la ayuda humanitaria de entidades gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro.

“Nuestro trabajo era el lago, pero se ha secado y por esa razón estamos recibiendo cualquier apoyo, cualquiera cosa aunque ropita, aunque zapatitos”, dijo don Rufino Choque, alcalde comunal de la población Uru de Puñaca Tinta María, del municipio de Poopó.

LAGO

Cuando se secó el lago, creyeron que podían dedicarse a la agricultura en toda su plenitud, pero por la extensión de terreno con la que cuentan, no les es posible; aseguran que tienen apenas 400 metros cuadrados.

“No contamos con tierra, tenemos unos 400 metros cuadrados donde los Urus vivimos, el lago era nuestro trabajo, pero cuando se ha secado queríamos sembrar en ese espacio, pero se oponen, ese es el problema”, añadió.

Esperan que la madre naturaleza sea bondadosa con ellos y caigan precipitaciones pluviales que les devuelva la esperanza de reactivar su economía, pero además espera que pobladores de poblaciones aledañas al río Desaguadero dejen de seguir desviando el recurso hídrico.

“Los regantes se lo han agarrado el agua por eso digo que si no fuese por ese motivo también, algo de agua entraría quizás al lago, nuestros animales han desaparecido, pero nadie dice algo”, apuntó Choque.

ARTESANÍA

Hace algunos días don Rufino llegó a la ciudad en representación de su comunidad, ataviado con el poncho típico de los Urus, el cual fue hecho artesanalmente, con un diseño que resalta con líneas verticales de blanco y café, y en la cabeza un sombrero fabricado por ellos mismos con la “chillawa”.

Llegó a recoger la ayuda humanitaria de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, gestionada por la vicepresidencia del Senado.

“Nunca hemos pedido limosna, estamos pidiendo ayuda humanitaria de nuestros hermanos, y que las autoridades se acuerden de nosotros”, mencionó en ese entonces.

Pidió a la población en general a adquirir la artesanía que realizan en base a materiales que existen en el lugar, las cuales son de precios accesibles, y además hizo una invitación a visitar el museo de aves que tienen en su comunidad.

“Tenemos un museo de aves, invito a los hermanos a venir, nosotros estamos para recibirlos con brazos abiertos y explicar la situación de la cultura”, finalizó.