Oruro Policial

Dos taxistas son “pildoreados” y les roban su herramienta de trabajo

El coronel Ortega fue quien brindó los detalles (LA PATRIA)
Dos robo de taxi ocurrieron el miércoles reciente. Un hombre y una mujer, luego de subir a los vehículos.

Dos robo de taxi ocurrieron el miércoles reciente. Un hombre y una mujer, luego de subir a los vehículos, invitaron a los conductores un jugo y una salteña, lo que bastó para “noquear” a las víctimas y cometer el ilícito. Uniformados de la Dirección Departamental de Prevención e Investigación de Robo de Vehículos (Diprove), investigan estos casos.

“Lamentablemente ayer (miércoles) hemos tenido dos casos de robo de vehículo a consecuencia de que los pasajeros han invitado algún tipo de alimento o bebida a los conductores y posteriormente se han dormido y luego al despertar han visto que su vehículo ha sido robado”, expresó el director de Diprove, coronel César Ortega.

La autoridad policial indicó que los sujetos habrían llegado de otros departamentos para cometer las fechorías. “Estamos iniciando la investigación correspondiente, estamos seguros que vamos a dar con los antisociales y con los vehículos”, sostuvo Ortega.

Cala Cala

Uno de los robos, ocurrió cuando el chofer de una vagoneta plateada marca Toyota, recogió a un hombre y una mujer por las calles Velasco Galvarro y Sucre, ambos antisociales le pidieron que los lleve hasta Cala Cala y que por el servicio iban a pagar 100 bolivianos.

Cerca al Cementerio General, la pareja se bajó para comprar flores, volvieron con unas salteñas e invitaron al taxista, lo que se presume provocó que se duerma.

Horas después, el taxista fue hallado inconsciente por efectivos policiales de Sepulturas, quienes lo trasladaron hasta Diprove para que presente su denuncia.

Nueva Terminal

El otro de los robos se registró alrededor de las 17:00 horas cuando la pareja subió a la vagoneta blanca tipo Probox, en la avenida 6 de Agosto y Junín, para constituirse hasta el Casco del Minero. En ese ínterin, los dos antisociales se bajaron y compraron pollo y jugo que le invitaron al taxista.

Uno de los antisociales, le solicitó que los lleven hasta la urbanización San Isidro, el conductor tomó la avenida de Circunvalación y por inmediaciones de la nueva terminal de buses, sintió mareos. El taxista quería llamar a su hermano, pero los dos antisociales se lo impidieron, le quitaron sus llaves y lo dejaron en la terminal.

Recomendación

El director de esta unidad policial, aconsejó una vez más, a los conductores de servicio público no recibir ningún tipo de alimento de los pasajeros, y eviten de esta forma, ser pasibles a un hecho delictivo.

“Diprove está realizando una campaña visitando a los sindicatos de transportes, especialmente de taxi, para poder advertir concienciar a los conductores de que no deben recibir ningún tipo de alimento, bebidas o dulces”, enfatizó Ortega.