Realizan emotivo reconocimiento al personal del Oruro-Corea

60
Personal de salud es homenajeado por su trabajo durante la pandemia / LA PATRIA

En medio de recuerdos de lo que fue la terrible situación que se vivió en las primeras oleadas de la pandemia del Covid-19 en el Bloque Oruro-Corea del Complejo Hospitalario “San Juan de Dios” de Oruro, ayer se realizó un emotivo reconocimiento al personal del nosocomio por su trabajo y dedicación en la lucha contra la enfermedad.

Con aplausos y muestras de afecto, el personal de salud del área de medicina, ginecología, imagenología, ambulancia, farmacia, nutrición, mantenimiento, recaudaciones, enfermería, laboratorio, administración, activos fijos, portería y lavandería, recibieron el reconocimiento.

Asimismo, se otorgó una distinción a los familiares de Máximo Mamani Prada, Alberto Ortuño Sanabria, José Luis Flores Ortuño y Efraín Paco Pinaya, valientes guerreros que perdieron la vida luchando frente a la enfermedad.

Acto

Durante el desarrollo del acto, el director del nosocomio, Israel Ramírez, recordó con mucho dolor el inicio de la “enfermedad silenciosa”, que sin respetar edad, sexo o condición social ataco a toda la población.

Sin embargo, el personal de salud se convirtió en el sector más susceptible frente a la enfermedad ya que su trabajo en favor de salvar vidas, también los exponía al riesgo de contagio, donde lamentablemente varios perdieron la vida.

“Recordar a muchos colegas, recordar a mucha tristeza a parientes, familiares, amigos ha sido muy doloroso, por esa razón queremos homenajear a las víctimas de esta enfermedad que nos va a acompañar por mucho tiempo y tenemos que luchar y para eso el Hospital Oruro-Corea está preparado, todo el personal está comprometido, decidido y dedicado a salvar vidas”, ponderó Ramírez.

A su turno, la personal del Hospital, Nancy Mendieta, con la voz partida recordó con mucho dolor la pandemia y a los colegas que fallecieron a consecuencia del mal, sin embargo, reiteró el compromiso de lucha frente a la enfermedad.

Tras el reconocimiento, se procedió al descubrimiento de la plaqueta en honor al personal y a las víctimas de la enfermedad que dieron su vida por salvar la de la población.