Empresarios aprueban seguro obligatorio para trabajadores de la construcción

134
Imagen Referencial / Archivo Internet

Tras la disposición del Gobierno Nacional de dar un “Seguro Obligatorio para Trabajadoras y Trabajadores en el Ámbito de la Construcción (SOAT-C)”, las empresas constructoras de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba calificaron de acertado esta determinación.

La gerente General de la Cámara de la Construcción (Cadeco) de La Paz, Daniela Padrón, indicó que el sector está expuesto a riesgos y accidentes laborales que muchas veces son inevitables a pesar de las medidas de seguridad que asumen las empresas por cuenta propia.

“Aplaudimos la promulgación de esta Ley (1155 de Seguro Obligatorio para la Trabajadora y el Trabajador en el Ámbito de la Construcción), ya que además de ser un requisito obligatorio para quien contrate a cualquier persona para trabajos en obra, beneficia a miles de trabajadores en construcción del país”, señaló Padrón.

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Construcción de Cochabamba, Raúl Solares, explicó que esta institución tiene aproximadamente 50 mil trabajadores afiliados, lo que representa el siete por ciento del total de la población de ese departamento, dedicada a la construcción.

“El seguro SOAT-C se constituye en una acertada medida para que el trabajador cuente con un resguardo o protección para sí y su familia ante accidentes de trabajo, pudiendo cubrirse gastos médicos, incapacidad total permanente o muerte”, sostuvo Solares.

En tanto el gerente general de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Adecocruz), Javier Arze, sostuvo que una de las prioridades de esa entidad es la creación de una Caja de Salud para los constructores boliviano.

“Toda persona que contrate o subcontrate personal del sector de la construcción, debe verificar que cuente con el seguro y que éste se encuentre vigente”, aseveró Arze.

Sonia Quispe Ventura, afiliada a la Asociación de Mujeres Constructoras de Bolivia (Amucbol), relató que trabaja diez años en construcción, en ese tiempo sufrió caídas “fuertes” y tuvo que asumir por cuenta propia los gastos de su curación, la mayoría de las veces.

“Escuchamos en los medios de comunicación que albañiles a causa de una caída fatal dejaron huérfanos a sus hijos y con el Seguro SOAT-C se estaría garantizando un sustento para ellos”, comentó Quispe.

El Seguro Obligatorio para la Trabajadora y el Trabajador en el Ámbito de la Construcción (SOAT-C) está disponible a partir de mayo en oficinas de UNIVida, a un costo de 150 bolivianos y tiene vigencia de un año.

El subgerente Nacional Comercial de UNIvida, Mauricio Jiménez, explicó que el seguro resguarda hasta siete mil bolivianos para gastos médicos, y una indemnización de 70 mil bolivianos por el fallecimiento o la incapacidad total y permanente del accidentado, reportó ABI.

/RXVCH/