Gritos, golpes e insultos en la sesión de interpelación al Ministro de Gobierno, asambleístas piden disculpas

267
Pelea entre el senador de Creemos y el diputado del MAS / CORREO DEL SUR

Parlamentarios del oficialismo y la oposición se agarraron a golpes durante la sesión de interpelación del ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, en la que primaron los gritos, los insultos y las agresiones físicas. La autoridad gubernamental debía responder sobre la aprehensión de la expresidente de Bolivia, Jeanine Añez.

El hecho causó controversia en todo el país, por tal motivo, los implicados pidieron una disculpa pública a través de los medios de comunicación.

Patadas, puñetes y jaloneos fueron el resultado de la disputa entre el senador Henry Montero de la agrupación Creemos y el diputado Antonio Colque del Movimiento Al Socialismo (MAS), quienes participaron del acto de violencia en el hemiciclo de la Asamblea Legislativa Plurinacional. Las escenas de pugilismo se hicieron virales en las redes sociales.

Mientras que sus colegas trataban de impedir una mayor agresión entre ambas autoridades, varios teléfonos celulares grabaron el enfrentamiento.

La sesión fue convocada para que Del Castillo responda a preguntas sobre la detención de la expresidenta Jeanine Añez.

La reunión entre ambos bandos se inició en un ambiente tenso debido a que hora antes el Ministro de Gobierno se reunió con la bancada del MAS en puertas de la Asamblea y a la vez manifestantes de las víctimas de Senkata realizaron una protesta.

En tanto, los parlamentarios de oposición criticaron al Ministro de Gobierno calificándolo de “carcelero” y “comisario del régimen”. Le recordaron que en el pasado fue parte de manifestaciones donde se enfrentó contra la Policía, que fue denunciado por acoso político por Eva Copa cuando era funcionario del Senado, entre otros.

Del Castillo comenzó su discurso pidiendo justicia por las víctimas de los hechos de noviembre de 2019 y solicitando un minuto de silencio, posteriormente acusó a los opositores de ser cómplices de Añez en el presunto “Golpe de Estado”, corrupción y hasta de narcotráfico.

Esa situación fue desatada en violencia, muy aparte de los dos parlamentarios que iniciaron el “caos” en la sala, dos de sus colegas mujeres también se agredieron.

Luego de los golpes, el senador Montero acusó al ministro Del Castillo de haber organizado un “circo”, reportó la red Erbol.

El opositor pidió “mil disculpas” a la población. Dijo que nada justifica lo ocurrido, pero el cruce de manos se desató después de que lo empujaron.

“Pido disculpas a todos los bolivianos por todo lo ocurrido (…) tampoco me podía quedar con los brazos cruzados”, afirmó.

El Ministerio de Gobierno, mediante nota de prensa señaló que el opositor se “abalanzó” contra el diputado Colque que según lo publicado “es de la tercera edad”. Sin embargo, en la página oficial de la Cámara de Diputados se señala que el diputado Antonio Gabriel Colque nació en 1981, por lo cual tiene 40 años.

Colque, por su parte, calificó el hecho como “pequeña pelea”, pero expresó su rechazo y repudio a lo sucedido. Manifestó que ante humillaciones salió a calmar defendiendo a sus compañeros que se encontraban en la testera.

/RMMP/