Ejercicios militares donde se consume sangre de serpiente y animales vivos podrían provocar una nueva pandemia

966
Soldados beben la sangre de una serpiente en ejercicios militares / PETA UK

La organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) condenó la pasada semana la matanza ritual de diferentes especies durante los ejercicios militares multinacionales del Indo-Pacífico “Cobra Gold”, que se realiza cada año en Tailandia.

En los entrenamientos militares, los soldados beben sangre de serpiente y comen animales vivos, para el grupo PETA estas actividades llevarían a desencadenar en una nueva pandemia.

Los ejercicios incluyen un curso de supervivencia, donde los instructores enseñan a los soldados cómo alimentarse en condiciones extremas, extrayendo el veneno de escorpiones y tarántulas para consumirlos.

La organización PETA ha enviado una carta al secretario de Estado para la Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, pidiendo que se exija a los organizadores de estas prácticas que “reemplacen permanentemente” el uso de animales vivos por otro tipo de métodos “más efectivos y éticos”.

“El uso de animales vivos durante Cobra Gold plantea un riesgo de propagación de enfermedades zoonóticas similares al Covid-19, poniendo en peligro a las tropas y al público en general”, explicó la organización a través de su cuenta de Twitter.

Señalan que el 75 por ciento de las enfermedades infecciosas emergentes que afectan a las personas comenzaron como padecimientos en animales.

“La brutal matanza de animales durante este simulacro anual no solo pone en peligro la salud pública y pone en peligro a las especies vulnerables a la extinción, incluida la cobra real, sino que también deshonra a nuestras tropas”, señaló la directora de políticas científicas de PETA, Julia Baines.

El Ministerio de Defensa británico aseguró que en los ejercicios Cobra Gold solo han participado “un pequeño número de planificadores militares” y que ningún soldado ha estado involucrado en este tipo de entrenamientos.

/RMMP/