El Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria suspende celebración por el Covid-19

160
El Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria de España / 123RF


El Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria de la gestión 2021 fue suspendido hasta el 2022, a consecuencia de la pandemia causada por el Covid-19 en España.

Este miércoles se oficializó esta determinación mediante un comunicado de la concejala del municipio de Las Palmas, Inmaculada Medina a los distintos representantes de los colectivos implicados, después de haberse visto con cada sector a lo largo del verano.

“La incertidumbre generada por la evolución de la pandemia es incompatible con la previsión y el trabajo previo que requiere un evento de la envergadura del Carnaval” explicó Medina, según reflejó el portal laprovincia.es.

La autoridad edil señaló que no va a generar falsas expectativas ante una realidad incierta. Además por las dificultades a las que se están enfrentado los grupos y colectivos al no poder reunirse o encontrar patrocinios se suman los inconvenientes derivados de la preocupación y medidas para frenar el avance de la crisis sociosanitaria.

Entre otros, añadió está la imposibilidad de contar con un margen de tiempo para disponer de permisos que garanticen la celebración de actos.

Sin perder de vista que el Carnaval es parte de la identidad de los vecinos de la capital grancanaria, un fenómeno socio cultural, un destacado productor turístico y motor económico, la concejala adelantó que aunque no haya Carnaval al uso, a partir de estos momentos el equipo de trabajo se centrará en el diseño de una serie de actos que, siempre que la evolución de la pandemia lo permita, mantenga viva la esencia de la fiesta, a lo largo de 2021, y genere oportunidades para los agentes del Carnaval.

Asimismo, en el marco del encuentro, Medina recordó que tal y como afirmó el pasado mes de junio, “las decisiones hay que tomarlas desde la responsabilidad y, hoy por hoy, no podríamos convocar ningún acto que implique aglomeraciones: ni cabalgatas, ni fiestas de días, ni galas multitudinarias, ni noches de Carnaval.

En aras a la responsabilidad y por respeto a todos los afectados y personas que trabajan por y para el Carnaval, la concejala apuntó que esta decisión no puede aplazarse ni esperar por previsiones de panoramas más alentadores.