La democracia en Bolivia no es de calidad, pero sí de mejores derechos en la CPE, según constitucionalista

201
El abogado constitucionalista, Richard Albert / www.richardalbert.com

Este sábado el abogado constitucionalista, Richard Albert publicó en su cuenta de twitter un cuadro comparativo con datos estadísticos de las constituciones con más derechos y las que tienen mejor calidad, poniéndolos en un “top ten”.

Al hacer la comparación Albert llegó a la conclusión que tener más derechos establecidos en una Constitución Política del Estado, no significa tener una mejor democracia. Lo paradójico en este tema, es que de los diez países que tienen más derechos, ninguna de ellas está en el “top ten” de una democracia de calidad, entre ellas figura Bolivia. Se basó en el Índice de la Democracia 2019, que anualmente publica la Unidad de Inteligencia de “El Economista” (The Economist).

“¿Más derechos significan mejor democracia? No. Las constituciones no se hacen cumplir por sí mismas. La protección de los derechos requiere voluntad política, instituciones fuertes y una cultura del estado de derecho. Ningún país en el top 10 por derechos constitucionales está en el top 10 por la calidad de la democracia”, indicó Albert en su cuenta de Twitter.

Según el cuadro comparativo que publica Albert, Ecuador, Bolivia y Serbia se encuentran en los tres primeros lugares del ranking mundial de los derechos totales en sus Constituciones, con una calificación de 99 y 88. Sin embargo, en cuanto a calidad de democracia, ninguno de los tres países mencionados y los restantes siete que aparecen en el cuadro, se encuentra en la lista de las diez mejores democracias del mundo o las que tienen mejor calidad.

Ecuador tiene una puntuación de 6,33 y ocupa el lugar 67 en el ranking mundial del Índice de la Democracia 2019; en lo que respecta a Bolivia, ocupa el puesto 104 con una puntuación de 4.84.

DEMOCRACIA HÍBRIDA

Otro detalle para mencionar y según el Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA, por sus siglas en inglés), organización intergubernamental que trabaja para apoyar y fortalecer las instituciones y los procesos democráticos en todo el mundo, indicó que hasta el 2019 Bolivia tenía una democracia híbrida, es decir, caracterizada por una combinación de democracia y autoritarismo.

Los híbridos, son regímenes que adoptan la forma de una democracia popular, con instituciones políticas formalmente democráticas que “maquillan” la realidad de la dominación autoritaria.

RICHARD ALBERT

Richard Albert es el profesor de derecho William Stamps Farish y profesor de gobierno en la Universidad de Texas en Austin. Escribe sobre el cambio constitucional, imparte cursos de derecho constitucional y convoca conferencias y simposios sobre una amplia gama de temas de derecho público. 

Publicó más de una docena de libros, incluyendo “Enmiendas constitucionales: hacer, romper y cambiar las constituciones” (Oxford University Press 2019), “Canadá en el mundo: Perspectivas comparativas sobre la Constitución canadiense” (Cambridge University Press 2018) y “Los Fundamentos y tradiciones de la enmienda constitucional” (Hart 2017). 

Richard Albert es licenciado en derecho y ciencias políticas por Yale, Oxford y Harvard, y fue ex asistente de derecho del Presidente de la Corte Suprema de Canadá.

/DEA/