La Apdhb pide que Añez se defienda en libertad

64
La exmandataria Jeanine Añez está aprehendida desde marzo en una cárcel de mujeres en La Paz / PÁGINA SIETE

Una acción de libertad a favor de la exmandataria Jeanine Añez fue presentada este miércoles por la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb). Se pide que Añez se defienda en libertad en los numerosos procesos iniciados en su contra por el oficialismo, al igual que otros detenidos que «sufren persecución política» actualmente.

Este pedido se encuentra en una carta enviada por la presidente de la Apdhb, Amparo Carvajal, al fiscal general del Estado, Juan Lanchipa y fue difundida en las redes sociales de la exmandataria interina.

En la nota, Carvajal pide a Lanchipa que vea su responsabilidad histórica por el momento que está viviendo Bolivia y su actuación ecuánime y justa sea inmediata, dando la posibilidad de que Áñez y sus ministros aprehendidos que sufren «persecución política» puedan defenderse en libertad.

Asimismo, adjuntó en la misiva, un listado de supuestos delitos cometidos por Evo Morales, entre los que mencionó «denuncias de violación a los derechos humanos» en dos marchas de indígenas contrarios a una carretera en el centro del país y otras vulneraciones contra personas con discapacidad que reclamaban un bono.

Estas denuncias y otras han llegado a la Casa de los Derechos Humanos con la expectativa e ilusión de que la justicia sea igual y correcta para todo el pueblo boliviano.

Carvajal es una reconocida activista española por los derechos humanos que radica en Bolivia desde hace medio siglo e hizo frente a las dictaduras militares de las décadas de 1970 y 1980 en este país.

Añez está aprehendida desde marzo en una cárcel de mujeres en La Paz por el caso del presunto «golpe de Estado» basado en denuncias de supuesta conspiración, sedición y terrorismo durante la crisis política y social de 2019 que derivó en la renuncia de Morales a la Presidencia.

También están aprehendidos dos de sus exministros, varios exjefes militares y policiales.

El oficialismo sostiene que la salida de Morales del poder fue por un supuesto «golpe», mientras que sus detractores aseguran que la crisis fue consecuencia de las denuncias de fraude electoral a su favor en los comicios de 2019, que posteriormente fueron anulados.

La Justicia boliviana amplió la detención preventiva de la exmandataria, que deberá permanecer en prisión por lo menos seis meses.

El estado de salud de Añez volvió a generar polémica después de recientes salidas a revisión médica en un hospital público en las que se la vio demacrada y tuvo que emplear una silla de ruedas.

/AAC/